Habla la Montaña (Pueblo solo)

Habla la Montaña

(Pueblo solo)

 

Por Sergio Lugo. Columna: Red Social Club. Publicado en la revista “Con Taxco” el 14 de diciembre del 2011.

 

El pasado domingo 4 de diciembre el Diputado Federal indígena Filemón Navarro, originario de Tlacoapa, en la Montaña, rindió su 2 informe legislativo en Tlapa. Fue un momento de regocijo porque pude ver a miles de indígenas de varias partes de esta zona olvidada de México.

 

El legislador estuvo acompañado de varios políticos como Marcos Matías, Secretario de Asuntos Indígenas del gobierno estatal; Ilich Lozano, diputado federal, hijo de Rosario Herrera, también presente,  Secretaria de la Mujer del gobierno estatal; Sebastián De la Rosa, diputado local; Bruno Plácido y el compañero Claudio Ortega de la UPOEG, dirigentes sociales que gracias a su esfuerzo consiguieron junto con Navarro un presupuesto digno para esta región en cuestión de las tarifas preferenciales en el cobro de la luz, ya que aquí se cobra lo mismo que en la millonaria delegación “Benito Juárez” del D.F.

 

En fin, acudieron campesinos e indígenas de diversos municipios aledaños, así como los alcaldes de San Luís Acatlan Vicario Portillo; de Olinalá Luisa Ayala; dirigentes del PRD de Tlapa, y miembros de la CIOAC, y varios miembros de la izquierda independiente.

 

Estoy agradecido con el diputado, pues siempre ha apoyado a los indígenas de la Montaña, y de todo el estado de Guerrero. Él me recuerda a Benito Juárez en su forma de ser, siempre es muy serio, cauto, humilde y tenaz, eso se puede ver en su forma de vestir, casi siempre con una camisa blanca, sin corbata, como vestía Juárez de negro y blanco frecuentemente, es como decir la austeridad republicana.

 

En su forma de ser también me recuerda a Juan Rulfo y sobre todo a los paisajes que recuerda en sus obras “El Llano en llamas” y “Pedro Páramos”, los pasajes desolados, secos, sin agua, olvidados por la civilización, puro polvo, así es la Montaña, igual que Teloloapan y Tierra Caliente, puro sol, sudor, tierra…

 

Es una estampa de nuestro México olvidado pero digno, por eso estoy convencido que solo los propios indígenas pueden alcanzar su libertad, que no necesitan de ninguna persona blanca para que los guíe como su líder, ellos pusieron el ejemplo cuando tomaron la Tribuna de San Lázaro al frente de Filemón Navarro, para que se dieran más recursos del presupuesto federal, destinado a los pueblos originarios, y al final obtuvieron grandes logros:

 

10 millones de pesos para la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; 35 millones de pesos para el pago de la luz –CFE-. Y 60 millones de pesos para Fondos Regionales para los Pueblos Indígenas de La Montaña de Gro.

 

Así es mi amigo Filemón, callado pero congruente y efectivo, así es en general el indígena mexicano, por eso estoy agradecido de haber convivido con ellos y trabajar juntos por el desarrollo de nuestra tierra.

 

Espero que tengamos el apoyo de más miembros de organizaciones no indígenas y políticas de izquierda para seguir en la lucha por la libertad por medio de la izquierda:

Juan Rulfo falleció el 7 de enero de 1986, su obra reflejó el México olvidado, el triste, y de alguna manera Filemón Navarro hace lo mismo:

 

Me arranca la piel la obra de “El llano en llamas” y por su belleza al hablar de la miseria, lo mismo que con “Pedro Páramo” –todos somos hijos de él-, cito algunas partes de su obra que reflejan también lo que es La Montaña y varios pueblos indígenas de Guerrero:

 

“Los indígenas fueron cazados como animales salvajes a todo lo largo y ancho de pampas y cordilleras. De multitud de ellos ya no queda ni el recuerdo…Para los aztecas y para todos lo pueblos de Mesoamérica, la base de su vida y acciones era fundamentalmente religiosa así que los frailes franciscanos obtuvieron logros sustanciales entre aquellos indígenas, los cuales, congregados en forma consideraron, sobre las ruinas y con los materiales de sus propios templos, conventos e iglesias donde los monjes iniciaron la Conquista Espiritual de la Nueva España.” En “Los Cuadernos de Rulfo”.

 

“El delegado no venía a conversar con nosotros, nos puso los papees en la mano y nos dijo no se vayan a asustar por tener tanto terreno para ustedes solos – es que el llano, señor delegado: -son miles y miles de yuntas. –Pero no hay agua. Ni siquiera para hacer un buche hay agua. –¿Y el temporal? Nadie les dijo que se les iba a dotar con tierras de riego. En cuanto ahí llueva, se levantará el maíz como si lo estiraran. –Pero, señor delegado, la tierra está deslavada, dura. No creemos que el arado se entierre en esa como cantera, que es la tierra del llano. Habría que hacer agujeros con el azadón para sembrar la semilla y ni aún así es positivo que nazca nada: Ni maíz ni nada nacerá. – Eso manifiéstenlo por escrito. Y ahora váyanse. Es al latifundio al que tienen que atacar, no al gobierno que les da la tierra”. Cuento “Nos han dado la tierra” en el “Llano en llamas”, de Juan Rulfo.

 

Fotos en www.filemonnavarro.wordpress.com

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s